Guardar nuestro corazón

By Dennis On julio 18, 2013 Under Para Jovenes, Sobre la Vida, Sobre la Vida Cristiana, Varios

Sigue a tu corazón” es un consejo que muchas veces nos dan cuando tenemos que buscar nuestra vocación, elegir pareja o tener que tomar diferentes decisiones relevantes en nuestra vida más que todo decisiones que nos permiten gozar de mayor felicidad o libertad.

guardar nuestro corazón

Sin embargo la biblia enseña que el corazón humano no es bueno, ya escribía el profeta Jeremías:

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Jeremías 17.9

Recordemos cuando éramos niños, por lo general cuando somos niños es fácil sentir envidia, es bastante fácil tener deseos de vengarnos cuando nos hacen algo, es fácil hacer algo cruel y continuar haciéndolo, cuando somos niños somos bastante reactivos.

Conforme vamos creciendo es cuando empezamos a dirigir nuestro corazón, algunos lo dirigen para bien y otros para mal.

En Génesis 8.21 leemos lo ocurrido luego del Diluvio:

Y percibió El Señor olor grato; y dijo El Señor en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.

Nuestro corazón necesita ser protegido y transformado

Conscientes de que nuestro corazón no está totalmente puro en cuanto a sus intenciones y de que es bastante engañoso entonces el mismo necesita ser protegido y transformado.

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.

Proverbios 4.23

En el capítulo de proverbios 4 encontramos una serie de instrucciones para guardar nuestro corazón y transformarlo:

1.- Estar atentos a las palabras de Dios.

2.- Oír las razones de Dios

3.- No apartar nuestros ojos de las palabras y razones de Dios.

4.- Guardar los mandamientos de Dios en nuestro corazón.

5.- Apartarnos de la perversidad de la boca y la iniquidad de los labios.

6.- Mirar lo recto y hacia delante.

7.- Examinar nuestra senda y verificar que sea recta.

8.- Apartar nuestros pies del mal.

Si seguimos estos consejos entonces Dios cumplirá su promesa:

Y les daré un solo corazón; y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos, y quitaré de su carne el corazón de piedra, y les daré un corazón de carne.

Ezequiel 11.9

Has Leído: Guardar nuestro Corazón

Los usuarios llegaron al artículo buscando:

Bookmark

Related Posts

  • No Related Posts

Add a comment

  • Avatars are handled by Gravatar
  • Comments are being moderated